Nace la marca Mango de Málaga en un proyecto conjunto de empresas del sector

Nace la marca Mango de Málaga en un proyecto conjunto de empresas del sector

“Llama la atención cómo se nos triplica la demanda de mango cuando empieza la cosecha española”

“El 5 de septiembre empezamos a realizar los primeros cortes de mango Osteen de Málaga de forma selectiva. Conforme va subiendo el nivel de grados Brix en los frutos, vamos aumentando los volúmenes de cosecha, a medida que finalizamos con las importaciones de Brasil. La verdad es que la calidad externa e interna está siendo muy buena este año”, cuenta Juan Antonio Reyes, gerente del grupo Reyes Gutiérrez.

La firma malagueña espera crecer un 20-30% más en producción de mango nacional este año, hasta alcanzar entre 4.000 y 5.000 toneladas. “Si no hubiese sido por las condiciones meteorológicas de este año, hubiésemos tenido una producción aún muy superior y podrían haberse rebasado con creces las 40.000 toneladas en Málaga y Granada”, señala Juan Antonio Reyes.

Los precios de venta alcanzan medias alrededor de un 20% más bajas respecto a las del año pasado, en parte, por la abundancia de calibres pequeños, que cotizan muy por debajo de la fruta de tamaño más comercial. “Igualmente, tenemos un formato de packaging con dos piezas pequeñas de mango que suman un peso de entre 600 y 650 gramos y con un precio asequible de entre los 1,50 y 2,00 euros para el consumidor que está funcionando realmente bien. Las ventas de este tipo de formato, que empezamos a hacer en aguacates, crecen en torno a un 15-20% cada año”, afirma.

De acuerdo con Juan Antonio Reyes, el consumo de mango español en Europa ha experimentado un gran crecimiento en los últimos 6 años. “En los primeros años en los que se vendía mango español solo en España y Portugal, exportar a otros países europeos como Francia, Alemania o Reino Unido era una verdadera aventura, ya que la variedad Osteen, la más plantada en España, era una gran desconocida. A día de hoy se trata ya de una variedad aceptada y consolidada, gracias a sus bondades en postcosecha, además del excelente color y aceptable calidad gustativa, debido entre otras cosas a su proximidad con los consumidores europeos.

«De hecho, muchos retailers europeos están premiando esta calidad que, a diferencia del aguacate, puede diferenciarse más fácilmente al compararla con la de otros mangos de importación. Es por eso por lo que algunas cadenas de supermercado detienen los programas de suministro de ultramar cuando hay disponibilidad de producto europeo”.

“Llama la atención cómo se triplica la demanda de mango cuando empieza la cosecha española. Y es que, cuando trabajamos con los mangos de ultramar, expedimos una media de un contenedor diario, mientras que cuando disponemos de mango nacional, la demanda nos hace subir la media a 3 y 4 contenedores diarios”, continúa Juan Antonio Reyes, sobre la relevancia que el mango español está adoptando internacionalmente.

Nace la marca Mango de Málaga tras la unión de varias empresas
Con tal de seguir posicionando el valor de este producto y que sea más fácil de identificar para los consumidores europeos, el sector ha reunido a un grupo de empresas y entidades productoras y comercializadoras para crear la marca Mango de Málaga.

“En cuestión de pocos meses, nos hemos puesto de acuerdo para unir fuerzas en este proyecto varias empresas como Natural Tropic, Frunet, Tropical Millenium, Axarfruit, Bio Algarrobo, Axarquia Tropical, Managu y Reyes Gutiérrez, abriendo la puerta a cualquier empresa del sector del subtropical que quiera sumarse a esta iniciativa”, cuenta Juan Antonio Reyes.

La etiqueta Mango de Málaga certifica que tanto las fincas como las centrales de envasado de estas empresas cumplen con una serie de normas y requisitos agronómicos, sociales y de calidad.

“Entendemos que, con el poder de compra que han alcanzado las grandes cadenas de supermercado, que poco a poco han impuesto sus marcas blancas, nos hemos quedado bastante impersonalizados como empresas. Hace quince años era más fácil defender una marca, pero ahora, en la mayoría de casos, no nos permiten poner nuestras propias marcas en la fruta. Con etiquetas como Mango de Málaga no conseguiríamos identificarnos individualmente, pero sí a nivel colectivo, algo que nos beneficiaría a todos. De esta forma, los consumidores serán más conscientes de la llegada de la temporada de mango español. Ya hemos alcanzado acuerdos comerciales con varias cadenas europeas”, avanza Juan Antonio Reyes.

 

Para más información:
Juan Antonio Reyes

REYES GUTIÉRREZ
Tel.: +34 952 50 56 06

 

Fecha de publicación: 
Autor: Joel Pitarch
© FreshPlaza.es